TUTORIALS
  English language  
 
     
  Equipo
Los escultores siempre suelen tener una amplia selección de herramientas con las cuales se sienten cómodos para trabajar. De hecho, nosotros tenemos montones de herramientas de modelaje y para dentistas, aunque en verdad solo utilizamos cinco o seis de éstas mientras esculpimos una figura. Y no olviden nunca que tienen unas herramientas muy buenas llegando al final de sus brazos, ideales para los primeros pasos.

Empezando
Es un hecho que la preparación es la llave al éxito. Tienen que hacer una buena investigación y conseguir tanto material de referencia como les sea posible. Lo que deberían tener siempre junto a ustedes es un buen libro de anatomía, especialmente cuando están planeando las proporciones de su figura. Esta es una etapa crucial del proceso, así que tómense su tiempo,
disfrútenlo, e investiguen. Tal vez les guste la idea de tener una fotocopia proporcionalmente correcta de una figura y llevarla al tamaño que necesiten dependiendo en la escala de la figura en la que van a trabajar. Recomendamos enfáticamente utilizar estas mismas imágenes para la planificación del esqueleto de alambre.

Esqueleto
Un esqueleto no es más que un armazón de alambre que provee la forma básica y las proporciones para tu figura. También hace que la escultura sea mucho más resistente y hasta te permite ponerla en la pose que necesites. Nosotros solemos usar dos tamaños de alambre para hacer el esqueleto: para la parte principal utilizamos papel de aluminio (para darle volumen al tórax), a lo que luego recubrimos con masilla epoxy de secado rápido. Pueden encontrar montones de tipos de alambre en los negocios locales, aunque todo va acorde a las preferencias y al bolsillo al final.
En Gore Group solemos trabajar con las cabezas y manos de las figuras por separado. ¿Por qué? Bueno... estas dos áreas necesitan mucho más trabajo en detalle que el resto. De más está decir que hacerlas individualmente nos permite llegar a esos lugares de difícil acceso. Primero esculpimos la cabeza, desde el momento que es lo primero que se mira en toda figura y
quizás lo más importante del kit. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que ya nada de lo que sigue importa si la cabeza no está bien.

Cabeza y Cara
Para la cabeza utilizamos un pedazo de alambre. Hacemos algo similar a un círculo en uno de los finales, en el lugar donde luego será modelada la cabeza. Luego lo cubrimos con masilla epoxy hasta dejarlo más o menos a mitad del tamaño que pretendemos tenga la cabeza al final. De esta forma tenemos hecha la base sobre la cual esculpiremos el resto. Una vez hecha la
cabeza en cuestión, puede adosarse al esqueleto central cortando a la medida necesaria lo que sobre del otro extremo del alambre y enganchándolo al cuello. De esta forma se puede presentar de diversas formas la cabeza e incluso removerla en caso de necesitar mayores correcciones.