TUTORIALS
  English language  
 
     
  La figura principal

Una vez que la cabeza está completa y en su lugar se puede empezar a agregar masilla al uerpo de la figura. Deberían exagerar la pose, desde el momento que el agregado de masilla reduce el impacto de lo que supuestamente iba a ser una figura en una pose dinámica. Muchos artistas suelen hornear la figura luego de aplicar una fina capa de masilla sobre el esqueleto, pero no
nosotros. A veces se necesita hacer más correciones y esto solo haría las cosas más difíciles. Y vamos armando la forma como un todo, no de a una sección por vez porque de esta manera hay más probabilidades de perder simetría, tamaño y/o proporciones.

Nuevamente, traten de conseguir tanto material de referencia como les sea posible. A la hora de hacer los músculos, tengan en mente que algunos de ellos cambian de apariencia dependiendo de su orientación y acción. No se apresuren en hacer mayores detalles a los músculos a menos que estén completamente seguros que están correctamente colocados en la figura. El resultado final -y su paciencia- valdrá la pena.

Si ya están contentos con la estructura básica de los músculos pueden comenzar a refinar la figura, y a trabajar también en la ropa. Es por eso que recomendamos que tengan también material de consulta acerca de esto último (se necesitaría una buena colección de libros). Cuando decimos "refinar" queremos decir proceso de alisado y arreglo de cualquier otra
imperfección en la masilla. Seguido a esto vienen los detalles finales.

Ahora bien, si quieren hacer copias de su nueva figura -castings- hay algunas consideraciones a las cuales deberían atender. Algunos escultores hacen la figura como un todo, para luego cortarla con una pequeña sierra (aunque esto podría a veces significar malos encastres en el producto final). Es por ese motivo que aquí, en los cuarteles generales de Gore Group, solemos probar continuamente estos encastres, para asegurarnos de que todo encaja perfectamente en cada una de nuestras figuras.